martes, mayo 15, 2007

Nocturno

Y a estas horas de la noche solo necesito una playa, la oscuridad, y una noche cálida para observar el cielo. Darme cuenta que solo soy un detalle, y que el mundo sigue girando conmigo o sin mi, haga lo que haga y piense lo que piense.

Para luego, apagar la luz, salir, y cerrar la puerta tras de mí.

3 comentarios:

scratty dijo...

Pero el mundo gira de forma distinta según los que andemos sobre él

E. Martin dijo...

Peor son algunos que creen que el mundo gira alrededor suyo.

LUIS AMÉZAGA dijo...

Prescindibles e intercambiables. Poco más somos.