miércoles, mayo 11, 2005

Miedos infantiles

Si ya desde pequeño se me veía que iba a salir rarito. Yo no era un niño normal que leía libros de "Barco de vapor", y evaluaba la calidad de los libros en función de la cantidad de dibujos que traía. Yo ya desde chico leía a Stephen King, alguna novelilla de Hoffmann, y especialmente, a Edgar Allan Poe, pasaba veramos completos en la biblioteca municipal y trataba de emular a Jessica Flecher en "Se ha escrito un crimen" con mi vieja máquina de escribir Alfa. Afortunadamente, descubría a Kafka ya de adulto, lo cual me evitó más "secuelas" psicológicas de las que ya tengo..., qué negligentes fueron mis padres, en lo que permitieron que me convirtiera... .
Pero claro, las imprudencias se pagan, durante muchos años de mi tierna infancia tenía un miedo y pesadilla bastante atípico para un niño de mi edad, o al menos eso creo. Tenía miedo a que me enterraran vivo.
Freud podría hacer un montón de interesantes y perversas interpretaciones de esa pesadilla infantil sobre su relación con que quisiera acostarme con mi madre y que tuviera anhelos anales con mi vecino, pero creo que la explicación está mas relacionada con leer al genio de Poe a una edad muy temprana. A la larga y ya de adulto, la verdad que me entierren vivo no es algo que me preocupe, lo que me realmente me perturba es el hecho de que me entierren. Ese es mi miedo, la muerte, y a la vez mi fascinación.

¿A qué tenes miedo? ¿qué perturba tu mente?

4 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Es curioso o patológico, pero a mí siempre me ha tranquilizado la imagen de enterrarme sin caja y boca abajo a dos metros bajo tierra.

¿Miedos? Lo mío es más una pesadilla. Le dejo a los sicoanalistas el significado: "Me subo a un ascensor, pulso el último piso, pero cuando llego a él, el ascensor no se detiene y rompe el techo y sigue, sigue ascendiendo a la velocidad de un cohete, y no puedo salir. Entro a los ascensores con ese recelo.

Quizá se deba a alguna lectura de la infancia mal digerida.

María dijo...

Ay, yo también tenía miedo de que me entierren viva!! Es que leí el cuento "El entierro prematuro" de Edgar Allan Poe y no me podía sacar eso de la cabeza....
La verdad, miedo, a muchas cosas... cuando estoy en mi ciudad, Buenos Aires, a que me pase algo en la calle... es que allá está un poco peligroso todo...

Mi miedo más grande... (y no importa a quién le parezca tonto) no encontrar a alguien que pueda querer y que me quiera...

scape95 dijo...

A mí me da miedo la realidad, quiero decir los Bush o Bin Laden de turno. Esos acojonan. Porque son de verdad y tienen armas. Y las usan.

Tbo dijo...

A ser viejo....y que estes en una residencia o carcél infame, donde estés muriéndote de asco.