miércoles, julio 25, 2007

Paintball

Supongo que en un varonil afan de sentirme durante unas horas, por una vez en mi vida, un macho alfa, este fin de semana acepté participar en una partida de un juego satánico denominado Paintball.

He de decir que hasta ahora consideraba esto una chiquillada, solo practicada por adolescentes frikis o yuppies alienados. Una forma de sacar a esa fiera agresiva que llevamos dentro, en vez de hacerlo en la carretera dentro de un coche, por ejemplo. Lo cierto es que tras jugar, y deseoso de repetirlo, sigo opinando lo mismo, pero mi duda radica en qué seré, si un adolescente friki o un yuppie alienado.

He disfrutado tres horas de masculinidad, tres horas de ser el más valiente, tres horas de sentir el peligro de forma controlada. A demás, me llevo de recuerdo una cicatriz de guerra, con las que no se liga, pero dan temas de conversación.


Un bolazo de pintura a 20 metros, y luego dicen que es un deporte sin riesgos...

6 comentarios:

Deyector dijo...

Gracias por darme una razón, aparte de mi natural cobardía, para no acudir a uno de esos entretenimientos diabólicos

Luis Vea García dijo...

Supongo que con ese bolazo acabó el juego, o sea que te mataron...

ave de paso dijo...

Postee ya, querido Replicante o perderá muchos adeptos....

Don Pisador dijo...

encontre este blog por casualidad! me ha gustado! saludos!

E. Martin dijo...

Gracias por avisar, que mira que frikadas relaccionadas con las armas he hecho, pero ésa todavía no.

¿Sale muy caro?

Agaiti Paintball dijo...

Ni sale muy caro, ni es un entretenimiento para diabolicos, ni te matan, ni se puede relacionar con armas de fuego.

Es una actividad de entretenimiento, que realizada en el lugar adecuado y con la empresa adecuada no deja esas marcas y le gusta a todo el mundo, tanto frikis como personas normales y corrientes.