domingo, febrero 17, 2008

La sesuda reflexión del lunes

"Uno viene al mundo con sus polvos contados, y los que no se usan por cualquier causa, propia o ajena, voluntaria o forzoza, se pierden para siempre."


Gabriel García Márquez - El amor en los tiempos del cólera

7 comentarios:

vacapita dijo...

Sip, sobretodo por causa ajena, je!!

ciudadan@s dijo...

Buena literatura ;)

Alafia dijo...

Pues si,
polvos contados
y por eso hay que aprovecharlos TODOS,
nada de dolor de cabeza
ni estoy con la regla.
"Polvo que llega
en el coño se queda"
Perdón
soy pelín brutita.

Anónimo dijo...

Todo lo cual me lleva a plantearme la posibilidad de solicitar por la vía ordinaria o incluso penal, los costes de oportunidad derivados de las reiteradas negativas que recibo, por mucho que la mía sea una belleza esquiva.

Poledra dijo...

Pues en tal caso, toca aplicarse, no hay que desperdiciarlos!!

;-)

LUIS AMÉZAGA dijo...

En algunos, en los de siempre, son incontables los polvos. A otros nos sobran dedos.

E. Martin dijo...

"Y los que no se usan se perderán para siempre"

Si, como chorros de le... quiero decir, como lágrimas en la lluvia...