viernes, marzo 18, 2005

Y por fín llegó...

...la semana santa, con sus 9 días, 216 horas, 12960 minutos y 777600 segundos de tranquilidad y relax. Me quito el reloj, lo meto en el cajón y ya me reconciliaré con él dentro de 10 días, a las 7 de la mañana... .

Image Hosted by ImageShack.us

3 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Vacaciones, no, por favor. Cuántos segundos dices que faltan para volver a la rutina del día a día. Qué calvario (nunca mejor dicho). Me esperan días de estrés, de familia, de amigos, de copas, de procesiones a ninguna parte, de pausas absurdas, de vacíos, de no poder dormir porque no estoy cansado, de mirar el reloj para ver si se ha parado definitivamente. Dicen que el mayor porcentaje de divorcios se produce después de los periodos vacacionales, ¿y se extrañan?

Que lo disfrutes replicante, tú que puedes.

scape95 dijo...

Pásalo bien!

El Replicante dijo...

Gracias!. Por cierto Luis, no lograrás convencerme de que las vacaciones son una tortura, por ahora, no tengo noticia de tener ningún pariente japonés ;-)

Un saludo