martes, junio 21, 2005

Homosexualidad

Hoy no pretendía postear, y menos a estas horas indecentes, pero me he quedado a cuadros tras leer en el diario El Mundo que Aquilino Polaino, catedrático de psicopatología de la Complutense afirma que "la homosexualidad es una enfermedad mental".
Este tipo de declaraciones me recuerdan que el digno oficio de la salud mental está plagado de dinosaurios del pleistoceno. La verdad que de un partido conservador como el PP no me sorprenden este tipo de iniciativas en contra del matrimonio homosexual, pero de una autoridad de la psicopatología la verdad que me deja sin palabras.
No profundizaré en el debate sobre la adecuación o no de la adopción de niños por parte de este colectivo. Como profesional de la psicología, puedo afirmar que si bien es imposible negar la influencia del modelo de género que representa el padre y la madre para los hijos, no existen evidencias científicas claras, ni muchísimo menos, de un determinismo o influencia significativa en la orientación sexual del menor.
Otra historia muy distinta es que la sociedad española esté preparada para ello. Me parece un error por parte del Psoe el llevar a cabo estas cosas tal como lo está haciendo. La sociedad necesita un cambio, una normalización, pero que no debió comenzar con medidas radicales y panfletarias como la legalización del matrimonio homosexual a las primeras de cambio. Todo el proceso debió empezar hace 25 años, progresivamente, veladamente, de forma normalizadora. Así, en el 2005 tendríamos una sociedad adaptada a las necesidades sociales actuales.
En relación a las declaraciones de este catedrático, quiero pensar, ya que no he visto las imágenes en televisión, que es una típica tergiversación periodística de las palabras de este psicopatólogo (ignoro si psiquiatra o psicólogo). Si no es así, ese señor debería recordar que es un profesional que se debe a los datos científicos, mediante los cualesl las dos clasificaciones internacionales de referencia en trastornos mentales, el DSM (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales), actualmente en su cuarta edición, y la CIE (Clasificación Internacional de Enfermedades), ya en su décima edición, hace 20 años que suprimieron la homosexualidad como trastorno mental. Esto lo sabe cualquier estudiante de psicología de primer año, más lo debe conocer este señor, tal vez ligeramente cegado por ideologías ultraconservadoras y por los añejos manuales psicoanalíticos de sus tiempos de estudiante.

4 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Estos del PP, presentan cada experto que es para echarse a llorar.

Luego dirán que escupen hacia arriba y les cae en la cara, y no comprenderán el "fenómeno".

scape95 dijo...

Un diputado del PP le dio la razón tras su intervención, pero luego todos se asustaron y dijeron que no compartían esa opinión. Con la boquita pequeña, claro.

Athe dijo...

Pero es que por las pintas del tal "experto" parecía no actualizado desde hace 20 años o más...

Poledra dijo...

Piensa el ladrón que todos son de su condición...


Un abrazo enoorme