domingo, septiembre 04, 2005

Cuando un amigo se va...

Con este título más de uno se estará haciendo ilusiones ¡¡por fin el Replicante se jubila y nos deja en paz!!. Pues no. Me despido de un amigo, un "amigo especial", como dicen las chicas cuando en realidad quieren decir "en chico al que le cuento todos mis secretos, voy a todos sitios y tengo sexo con él, pero no quiero llamarlo novio porque quiero seguir aparentando ser una mujer liberada".

Este es uno de esos amigos que pase el tiempo que pase, siempre parece que lo viste ayer. El que te pide por favor que lo saques de la cama para consolarte si te rechaza una chica. El que lo puedes llamar a cualquier hora y en cualquier momento para simplemente, contarle que has oído una canción fantástica. Basta llamar y decir ¿quedamos?, sin un motivo, sin un plan.

Un amigo de los que hacen que nunca tengas porqué tomar café en soledad. De los que te aconsejan y te animan via telefónica interprovincial y de madrugada, aguantando la lluvia en una cabina telefónica. De los que cualquier plan que le ofrezcas le parecerá excelente, solo por estar en compañía.

Un amigo de los que, cuando haces que el mundo considere que eres una mierda, él seguirá pensando que eres lo mejor del mundo.

Nos vemos amigo, unos meses con el océano en medio, ya nos estamos acostumbrando.

2 comentarios:

scape95 dijo...

Según cómo lo cuentas, un amigo de verdad. De los que hay que mantener siempre. Felicidades.

Buit d'Estels dijo...

Por lo que veo se te va un amigo, pero un amigo verdadero... ese alguien que cree en ti aunque tú hayas dejado de creer en ti mismo. Pero recuerda: "No toda distancia es ausencia, ni todo silencio es olvido".