domingo, mayo 07, 2006

Sympathy for the devil

Me lo habían contado pero pensaba que era una leyenda urbana, a veces peco de ingenuo:

"Probablemente la prostituta infantil no quiera serlo, pero a nadie le gusta trabajar. Nosotros trabajamos para vivir mejor y satisfacer a la comunidad lucrándonos por ello. La prostituta menor de edad, suele trabajar, no para vivir mejor, sino para sobrevivir en la mayoría de casos. Al prohibirle su libre elección a trabajar y obligarla a estudiar, le estamos negando una fuente de financiación fundamental para ella y su familia. La prostituta infantil suele estar en países pobres donde apenas tiene alternativas. Su trabajo le permite sobrevivir, y no vivir mejor."


La brillante reflexión procede de Jorge Valín, una especie de becario de Losantos, de la que me entero gracias a Nacho Escolar.

Dice un dicho "popular" algo así como que si a los 18 no eres de izquierdas no tienes corazón, y si a los 50 no eres de derechas es que no tienes cerebro. Pido públicamente que si de mayor pienso así, por favor pegenme un tiro, sacrifíquenme, para que deje de sufrir...


7 comentarios:

Deyector dijo...

Hagámosla además heroinómana, para que tenga con qué evadirse de la miseria en que vive, total, como vive en condiciones sanitarias ínfimas, morirá de cualquier venérea antes de alcanzar la madurez...

Bito dijo...

Una metralleta señor, yo quiero una metralleta para volar las cabezas con las ideas de tipos como estos. Digo yo, ¿no tendrá el señor una hija, hermana o sobrina a la que podamos prostituir? digo, viendo que le mola el temita.

Sinceramente con cosas así estoy completamente a favor de la censura. Y de la guillotina.

El Germen dijo...

Mmm... El diario online Rebelión, ya había criticado esa bazofia de Jorge Valín el año pasado (2005), en septiembre, y me parece que incluso lo habíamos discutido.

El artículo original, titulado "Heroes de la Libertad" da para mucho más, ya que no se limita a justificar la existencia de una situación deplorable de la que gente que piensa como él y que trabaja para el sistema es directamente culpable, sino que además justifica otras muchas más barrabasadas.

LUIS AMÉZAGA dijo...

No lo dudes, decir cosas como esa o prohibir la prostitución a las menores de 21 por pura demagogia, son cosas que nada tienen que ver con ser de izquierdas ni de derechas, sino de imbéciles.

El Germen dijo...

Perdona Luis, pero me parece que o no has leído bien el artículo de Jorge
Valín, o no conoces las bases del pensamiento liberal (o de derechas) o no te
ha pillado de sorpresa el primer artículo de Jorge Valín que has leido sin
saber de qué pie cojea.

En una cosa estamos de acuerdo, es un imbécil.

Pero Jorge Valín, sí que toma un posicionamiento y desarrolla un razonamiento
liberal (o de derechas) no ya sólo para justificar la existencia de
situaciones execrables, sino también para justificar la imposibilidad o el
sinsentido de cambiarlas.

Es decir, lo que dice tiene un fundamento de derechas, y además conservador,
ya que ve las divisiones sociales establecidas como justificante de que sólo
los que lo necesitan (o sea los que no tienen patrimonio o trabajo) deban
dedicarse a cualquiera de las actividades que nombra. Si te fijas, empieza su
línea de razonamiento con el principio de No Agresión, y ya es curioso que no
haya citado a Weber y los derechos positivos.

Por otra parte, de tu comentario se desprende que quienes han decidido esa
prohibición a menores de 21 de ejercer la prostitución sólo lo han hecho por
razones demagógicas, aunque parece que tú sí conoces otras que no lo son,
pero que no han movido a los de la prohibición en absoluto. Explícate: ¿qué
razones son esas no demagógicas que conoces?

Y ojo, a mí el PSOE no me parece de izquierdas ni mucho menos, que no sólo se
han autodenominado neoliberales en muchas ocasiones, sino que desde que tengo
uso de razón se han comportado como tales.

Para mí, la prostitución guarda mucho parecido con el ejercicio de la
milicia: en ambas los que se ven llevados a ella no por convicción sino por
circunstancias (falta de patrimonio, padres ricos, o trabajo, o eduación)
pueden verse obligados a contravenir sus convicciones morales.

Si la opción corresponde a una persona adulta que libremente (es decir,
pudiendo desarrollar una actividad laboral alternativa) así lo escoge, yo no
me opondría, ni al ejercio militar (si tuviera que existir), ni al de la
prostitución.

Pero hasta que esta situación se de, en el que la Libertad (no confundir con
la de mercado) sea igual para todos (es decir, la gente tenga alternativas
entre las que decidir libremente), prefiero proteger a los débiles y defender
a los objetores e impedir por todos los medios el que una sola persona deba
sufrir en sus carnes una prostitución no deseada.

LUIS AMÉZAGA dijo...

No he leído a ese señor, ni me interesa. ¿Liberal (o de derechas)? No haría yo una identificación tan clara.

Hablo de demagogia al prohibir la prostitución a menores de 21 años. Es evidente. Por qué no la prohíben a las menores de 22 años, o a las de 25. Hay más intención de prohibir que de defender en esa medida. Y sobre la prostitución, lo único que sobra es hipocresía desde el principio de los tiempos, para añadir más en estos momentos.

Y por cierto, muy bonito lo de preferir proteger a los débiles. Eso te da una superioridad moral sobre mí, que sólo pienso en el beneficio de las mafias y de los proxenetas.

El Germen dijo...

Pensaba que sobre la prostitución defendías las tesis de Jorge Valín. Ninguna intención de superioridad moral por mi parte (y por favor, no pongas en mi boca injurias sobre tí que jamás he pronunciado y que para más inri, ni siquiera comparto). Usé la primera persona en "prefiero defender...". La frase ni siquiera me gusta, y retiro una afirmación tan categórica y la sustituyo por: "si la medida protege a los más débiles, entonces estaré de acuerdo".

Ahora veo que lo que te parece demagógico es fijar una edad y no la prostitución en sí misma. Estoy de acuerdo.

Aparte de eso, Valín dice - lo dice él, no yo - que sus tesis parten de un razonamiento "liberal".

"Derechas" es un término terriblemente difuso (por no hablar de Izquierda): ya que suele incluirse (ver referencias como la wikipedia en inglés) conservador/monárquicos o liberal[mercado]=¿revolucionario?. Me refiero, claro está, a los últimos.