domingo, mayo 18, 2008

Sin necesidad de título

Todavía tengo casi todos mis dientes
casi todos mis cabellos y poquísimas canas
puedo hacer y deshacer el amor
trepar una escalera de dos en dos
y correr cuarenta metros detrás del ómnibus
o sea que no debería sentirme viejo
pero el grave problema es que antes
no me fijaba en estos detalles.


Síndrome - Mario Benedetti

1 comentario:

Yogurin dijo...

Pues va a ser bueno el Benedetti ese, mí que no me gustaba su nombre xd, tendré que pedirte prestado alguna recomendación.

Es cierto, es cuando empieza a fijarse en esos detalles cuando tienes el problema