lunes, julio 24, 2006

Últimamente

No se si es que me va a venir la regla y estoy más sensible, o me hago viejo, o me estoy aburguesando a marchas forzadas y estoy en el momento de la explosión izquierdosa previa a la decadencia. Antes, en ocasiones, veía fachas, ahora los veo en todos lados. Espero que sean paranoias mías o que simplemente que los pocos que hay saben hacerse notar, porque si no...

Como me cuesta ser moderado. Un amigo afirma que para lograr un fin moderado, hay que aplicar medios radicales, en el proceso ya se irá perdiendo fuerza. Hay una frase preciosa que trato de repetirme con frecuencia para no perder el norte y no ponerme a incitar a las masas a incinerar curas en la plaza pública: Detesto lo que dices pero defendería hasta la muerte tu derecho a decirlo.

Pero es que los hay que saben provocar.

Hay "gente" en el mundo capaz de decirme en mi cara, mientras come y se paga las putas de mi bolsillo, que estoy en el lado malo, y que rece para que España vuelva al camino correcto. Es obvio, cada vez que salgo a la calle no veo más que negros y maricones. Es lógico, ya no soy capaz de distinguir el bien y el mal.

Y este, probablemente, sea la trampa de la crispación. La trampa en la que yo caigo porque soy medio imbécil y me dejo provocar. No hagan como yo, no entren en el juego y caigan en su trampa. Seamos más listos que ellos, aunque ellos crean que somos gilipollas.

9 comentarios:

Deyector dijo...

Si a estos que hoy quieren enderezar España les hubieran hecho la oposición que hacen ellos habrían intentado criminalizarlos, ahora que son ellos, se les ve lo ridículo a la legua. Lo mejor que se peude hacer es dejarlos que se desgañiten por ahí salvando patrias

Scratty dijo...

Olvidaste aquello de "la derecha es lo bueno y la izquierda lo malo" (contextualizo: un cura a un niño de 7 años, le dice que debe saber cuál es su mano derecha para encontrar el bien, porque el bien está en ese lado)

Daniellha dijo...

Hola...pasé por tu blog , me gusta mucho, conozco Tenerife, es una isla muy bella.


Abrazos.

Marga F. Rosende dijo...

No te hagas mala sangre Repli, que te sube el colesterol malo.
Un beso

quid dijo...

Exacto. Hay que dejar que el enemigo te subestime. Ya lo decía Don Corleone.

***SaRa*** dijo...

Realmente adoro tu ironia, y tu forma de posicionarte hacia un lado y no rozar los extremos... pero aveces los extremos ayudan a clarificar de que lado si que NO ESTAMOS... realmente no quiero volver a la España que este tipo de gente clama... besos y sigeri leyendo tu blog.

Poledra dijo...

Tú respira hondo...gracias a dios, el mundo esta lleno de gilipollas (yaaaa, soy una idealista, lleno no, pero seguro que hay muchos)

E. Martin dijo...

¡Cáspita! Cualquiera diría que eres... eres (gasp) un mal español!

sun_x_rise dijo...

A veces el único consuelo con cierta gente es mandarla a la mierda, como hizo Labordeta...