jueves, noviembre 24, 2005

Llegó la hora, dominar el mundo

Mientras duermen plácidamente, mientras repasan los catálogos de los grandes centros comerciales para preparar los regalos de reyes, mientras cantan villancicos, y engalanan sus hogares con esos colgajos de colores chillones y brillantes para celebrar la Navidad, la Revolución sigue en marcha.

Los grandes conspiradores de la historia, que conjuran para dominar el mundo (Pinky y Cerebro, los boy scouts, los testigos de Jehová, etc) no son más que una cortina de humo meticulosamente diseñada por dos mentes revolucionarias y totalitarias como las del Replicante y el Germen.

Con estas fechas navideñas, comienza el primer golpe revolucionario, el primer paso para la conquista del mundo. Será un golpe demoledor, que desestabilizará los cimientos del mundo, será el fin del mundo tal y como lo conocemos. La jugada maestra, en principio del fin.

Porque sí amigos, serán los primeros en saberlo, el sabotaje de nuestra cultura capitalista comenzará por sus cocinas. convenceremos a todas las mamás del mundo.

Madres del mundo, no hagáis cena de noche buena, revelense, inicien la revolución. Nosotros les dirigiremos y orientaremos. Este será nuestro gran golpe, el primero, el definitivo.

A partir de ese momento, caerá nuestra civilización.

6 comentarios:

Alicia 2.0 dijo...

Bah esta conspiración no llega a ningún sitio. Pero si a las madres nos encanta hacer la cena de noche buena a pesar de todo lo que nos quejamos...

scape95 dijo...

¡Apoyo tan noble causa!

wel dijo...

¿Y quedarme sin atracón de navidad? ¿Tú estás de coña?

Gacela dijo...

A mi madre se lo decís dos veces y se hace abanderada de vuestra causa seguro. Nos veo llamando al Telepizza!

El fugitivo dijo...

Eso es una gran revolución :-)
Pues na, entonces pedir comida preparada

CHOI dijo...

mira .. q lo unico q me gusta a mi de las fiestas de navidad es lo bien q se come y s ecena y se to, jajaja como para quitarlo!! q no q no!! jajaja
besitos salados de CHOI