sábado, febrero 19, 2005

Blogosfera

Ya hace prácticamente un mes que comencé este "experimento exhibicionista", llamado blog, tal como lo definí una vez. Me metí en este gran mundo por cuestiones de trabajo. Debía comenzar un blog para el proyecto, y me puse a experimentar. Al final, el blog del proyecto está sin tocar, la verdad es que no me motiva gran cosa. Sin embargo, estoy sorprendido del grado de "enganche" que ha tenido en mi este pequeño gran mundo.
Soy navegande desde hace muchos años, 8 aproximadamente, e internet siempre me había parecido el nido y guarida de muchísimos "frikis", "geeks", y fauna similar (grupo dentro del cual me incluyo), pero en un solo més he tenido tiempo de descubrir la cantidad de gente fascinante que existe, que poco a poco voy descubriendo, y la emoción de imaginar la que me queda por descubrir.
El blog es un mundo de sorpresas. Por un lado, de repente descubres que la gente le interesa lo que escribes. Llevo tiempo escribiendo, escribo para mi, a solas con mi ordenador. Por lo general, abro un documento, escribo, lo leo, lo medito, y luego lo cierro sin guardar. Para mi, no tomo realmente consciencia de una idea hasta que no la escribo, la objetivo, la veo plasmada. A partír de ahí, la idea deja de tener utilidad para mi, ya la he plasmado, ya la he "cosificado", y ya no me es necesaria. Sin embargo, no se si por vanidad o símplemente por búsqueda de comprensión, me he hecho "adicto" a compartir los pensamientos e inquietudes que expulsa mi mente. Por supuesto, lo publicado en mi blog está muy deformado y sesgado por diversos factores de los que nadie escapa, la deseabilidad social, lo politicamente correcto, etc, sin embargo, en algo ayuda, siento como si algo de presión se desahogara en mi.
Otro elemento sorprendente de esta blogosfera, ya un aspecto más mundano, es el grado de interés que despierta en las personas estos pedacitos de vida que supone una bitácora. Hace algún tiempo que tengo una web. El tema de esta web son las neurociencias, siendo una web bastante técnica, pero sin embargo muy útil, tanto para profesionales como aficionados y afectados. Es de sorprender que en 5 meses que lleva esta web online, ha recibido poco más de la mitad de visitas que ha recibido mi blog en menos de un mes. Curioso efecto, la publicación que a priori carece de interés más allá de la pura curiosidad, despierta más interés que una web de divulgación. ¿Será el efecto Gran Hermano?. Lo cierto es que es todo lo contrario, el blog nos hace un poquito más libres.

5 comentarios:

scape95 dijo...

Coincido contigo en casi todo lo de dices de los blogs, aunque (al menos de momento) yo apenas escribo o no posteo lo que escribo. Me limito a copiar y pegar. Ya veremos más adelante...

¿Cuál es tu web? Me gustaría verla.

Poledra dijo...

Sí, aquí todos entramos por casualidad, pero engancha lo suyo.

yo me alegro una barbaridad que entrases.

Neurociencias? Que es eso, neurocirugía? psiquiatría?

Un abrazo!

El Replicante dijo...

A ver si me pongo y hago un post dedicado a eso.

calsetines dijo...

Puede ser frio, lo es en muchos casos. Al fin y al cabo, no dejan de ser más que unas palabras en la pantalla. Pero me gusta leerlas y pensar en las personas que hay por detrás. No sé, llámalo pedacitos de uno mismo. Hoy por hoy, me gusta leer esos pedazos, y poco a poco, ir reconstruyendo el puzle.

Un beso¡¡

M dijo...

hay toda clase de blogs... los hay ficticios, los hay reales, hay blogs que hablan de todo menos de los dueños del blog, hay blogs que se pierden en frases diarias...

Y al final te quedas con un poco de todos.

Un Saludo.
M.